5 diciembre, 2022

El Valle de las Prostitutas.

Dolatia, una pequeña ciudad en India, en la capital Bangladésh, es conocida como el valle de las prostitutas, una ciudad dentro de otra ciudad donde los únicos que entran a ella son clientes, india es uno de los pocos países musulmanes que tolera la prostitución, y más de 1500 mujeres practican el oficio heredando a sus hijas (nacidas ahí mismo) la profesión. Otras viven en pueblos cercanos, muchas mujeres por necesidad se ven obligadas a trabajar en el negocio del placer, otras son secuestradas y vendidas a casas de burdeles por poco menos de unos 200 dólares. Muchas son prisioneras dentro de la ciudad, la prostitución es el motor de la ciudad que es visitada por miles de personas ya que se encuentra cerca de un punto de entrada económico de Bangladésh.

Las edades de estas mujeres van desde los 10 años hasta los 40., las mujeres con más de 40 poseen menos ingreso, porque el cliente habitualmente se ve influenciado por lo estético de la prostituta, y por lo general eligen jóvenes adultas, aunque uno que otro las prefieren vírgenes, aunque tenga que pagar por el rapto de una.

Los prostíbulos nunca cierran, son de 24 horas, siendo al anochecer las horas mas demandantes, y aunque el alcohol esta prohibido en la ciudad, la droga está en todos lados.  Para los jóvenes la tentación de consumir droga es enorme, y para las mujeres la prostitución es casi la única salida.

En Dolatia los burdeles son administrados solo por mujeres, y los clientes únicamente hombres, las jóvenes están dispuestas a sacrificarse por su familia y por el dinero, pues los servicios básicos y la comida dentro de ese círculo se consiguen a precios altos y con mala calidad, siendo la prostitución la salida más rápida para el hambre, muchas de ellas se arriesgan a tener sexo sin condón, su única ayuda es la “pastilla” accesible sin prescripción médica. No, no estamos hablando de la pastilla de emergencia o anticonceptivos convencionales, esas están al alcance solo de mujeres con maridos o profesionales, las trabajadoras de Dolatia toman Oradexon, que es un esteroide para engordar animales, pero ellas lo toman por algo estético, pues al ser la comida cara y por el tipo de trabajo que ejercen es normal que bajen de peso, esto para ellas es un problema, ya que el cliente prefiere a una mujer “entrada en carne”  porque demuestra que tiene para pagar su comida, por ende la buscan más y estéticamente  está sana, y esta pastilla la venden por toda la ciudad.

*Oradexon pastilla
causa, artritis, osteoporosis, daña el hígado, crea adicción, problemas del
corazón y obesidad.  

Insalubridad, drogas y prostitutas inundan el lugar, los afiches sobre enfermedades trasmisión sexual no existen, la esperanza de vida de las prostitutas es poca. Cada año al menos unas 100 niñas entran a los burdeles con el fin de renovar el ramo, y su valor al ser vírgenes cuesta veinte veces más, y en una ciudad donde el tiempo corre, las mujeres de 35 ya no son útiles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.