7 agosto, 2022

Lo que mi pareja nunca sabrá de mí

Lucía y Juan son la pareja socialmente perfecta, se conocieron en el 2012 cuando ambos iniciaban sus estudios universitarios. Su relación comenzó con el pie derecho, ella una chavala entusiasta con ganas de convertirse en la mejor periodista de Nicaragua.

Y él está destinado a ser el mejor cronista deportivo de Centroamérica.

Casi todo el tiempo que pasaban en la universidad estaba uno a la par del otro, seres inseparables y unidos por la bella casualidad, una pareja que inspiraba hasta envidia de algunos de sus compañeros de carrera, era muy difícil verlos sin una sonrisa en sus rostros, si esa relación fallaba seguro que no era por falta de afecto y demostración de cariño, aquel romance parecía de TELEVISA. Simplemente perfecto.

Llegaron al final de su primer año ambos como alumnos destacados de su generación, ya para esas fechas su relación se había formalizado y habían pasado todo el rito social de presentarse ambos con sus respectivas familias, y todo iba como en el TITANIC viento en popa y a toda máquina, la pareja universitaria perfecta había pasado su primer año de novios sin percances de ningún tipo, no había nadie, absolutamente nadie, que se atreviera a decir que eso era un amor pasajero, todos en aquellas aulas de clases aseguraban que eso no terminaría jamás.

El tiempo pasó. Ya estaban ambos en tercer año de su carrera, las clases, el estrés generado por las tareas que tenían que hacer, parecía no afectar su perfecto romance digno de escribirlo y adaptarlo a la pantalla grande, “hasta que un día, las chavalas y chavalos de la universidad quedaron con la boca abierta cuando Lucía y Juan parecían estar discutiendo, y todos con cara de (WHAT, QUÉ, CÓMO) nadie podía creer que esa pareja tan perfecta estuviera discutiendo y ella como para ponerle una cereza roja y apetitosa al postre, se puso de pie, quedó viendo a Juan con una cara de enojo; de repente y casi a gritos le dijo a su novio, YO NO QUIERO SEGUIR TENIENDO RELACIONES CON VOS, NO ESTOY SATIS… (silencio super incómodo) se sentó de nuevo, le agarró la mano a Juan y casi en susurros le dijo, ¨te quiero y mucho sos tan lindo; pero no podía seguir callada, es por eso que estaba tan distante y callada, pero vos no me tuviste paciencia.

¿Cuántas Lucías habremos, que por miedo o por otras razones no hablamos con nuestras parejas de las cosas que no nos gustan o nos incomodan sobre ellas?

¿Somos realmente honestas con las personas con las que compartimos la intimidad?

La historia de Lucía puede ser la tuya la de tu amiga, tu hermana, tu prima u otras tantas mujeres que aún viven bajo el yugo de las costumbres machistas que nos han impuesto y que nos han hecho callar nuestros sentimientos y permitir que otros se aprovechen de esto y nosotras no decimos nada y vivimos insatisfechas. Y el momento menos pensado podemos estallar y quedar como las malas de la película, como seguramente ya tachamos a Lucía con un “¡Qué grosera lo que le dijo al pobre muchacho, lo avergonzó en plena universidad!”.

Cuánto más comprometida está una pareja y más años lleva junta, más secretos de peso se ocultan. Entre los casados, el porcentaje de personas que reconoce estar guardando un secreto importante a sus cónyuges supera el 25%, según un estudio de la Universidad de Tennessee dirigido por la psicóloga Beth Easterling, mientras que el 60% de las parejas lo han hecho en algún momento de la relación.

Este tipo de casos puede ser tan dañino para las mujeres quienes somos las que socialmente cargamos con la responsabilidad de darlo todo en una relación, se nos dice que tenemos que hablar, que debemos ser sumisas y que nos tenemos que conformar, pero se les olvida que también somos humanas y cargamos con esa responsabilidad impuesta de satisfacer a nuestras parejas, en una encuesta realizada por esta revista a 200 mujeres reveló que 3 de cada 10 no queremos tener relaciones sexuales con nuestro cónyuge. ¿Pero cuántas les decimos NO?

Muchas veces nos vemos obligadas a tener relaciones sexuales que no nos están generando placer sexual lo hacemos porque “es nuestro deber como mujeres” y esto lo confirman en 25,1% de las encuestadas, quienes no tienen el valor de decirle a sus parejas que no están satisfechas. ¿Por qué sacrificar nuestro placer para que otro este bien? No somos objetos, debemos romper con esos estereotipos de que somos generadoras de placer, también necesitamos nuestro placer y nuestro deber buscarlo, y no quedarnos calladas.

Otro dato que nos reveló la encuesta es que tenemos miedo de ser honestas, pues el 27,9% de las mujeres consultadas dijeron callarse el hecho de ver a otro hombre con deseos sexuales, aunque sea el mismo Leo DiCaprio, no se lo van a decir a sus parejas “para no herir susceptibilidades”.

Nos hemos visto tan encerradas, tan reprimidas que nos da miedo hablar de cosas tan delicadas y que si necesitamos ser escuchadas por esa persona que está a nuestro lado quién comparte una buena parte de nuestro tiempo e intimidad, no somos capaces de decirle que hemos sufrido abuso sexual, pues el 7,9 % de las encuestas mencionó no atreverse a decirlo y preferir ocultar esta información ya sea por pena o por miedo a ser juzgadas por su pareja.

Viéndolo desde ese punto de vista y platicando con 200 mujeres nos damos cuenta que Lucía solo explotó ante tanta presión social de ser la novia perfecta, la que se calla cosas para no incomodar a ese Juan, que no se merecía esa humillación por el hecho de ser un hombre, “que merecía respeto” Lucia solo representa una mínima.

Tenemos todo e derecho de guardarnos algunas cosas solo para nosotras, porque no queremos compartirla con nadie y eso es bueno, siempre y cuando esto no perjudique gravemente la relación de pareja.

Las relaciones de parejas se deben basar en la honestidad, la compresión y el respeto al cuerpo y la intimidad de la otra persona.

¿Te gustaría leer este tema desde otra perspectiva?

¿Qué cosas nos ocultan nuestras parejas?

Escribimos a nuestras redes sociales…

También podés dejar tu comentario.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Copyright © Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.